Blogia
Café Blog

De blog en blog

El nuevo Café Blog

El nuevo Café Blog Hoy dejo atrás este blog y me traslado a Blogsome algo antes de lo previsto. En el nuevo café faltan por terminar algunas cosillas pero ya lo iré haciendo sobre la marcha.

A pesar de que últimamente blogia.com reenquea bastante siempre le guardaré un cariño especial. Aquí descubrí por casualidad el mundillo de los blogs hace casi un año. No eliminaré cafeblog.blogia.com y aquí se quedará hasta que lo dejen. Supongo que de vez en cuando vendré a echarle un vistazo y dejaré más de un enlace a lo que aquí escribí.

Gracias a todos los que habeis compartido conmigo este tiempo. Os invito a mi nueva casa. Hay mucho café que espera de vuestra excelente compañía en



cafeblog.blogsome.com

Cafe Blog en Blogsome





¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Maletas

Maletas Desde hace un par de semanas estoy pensando en hacer las maletas. Llevaré todo lo que pueda en mi equipaje para intentar que mi nueva casa no sea muy distinta a ésta.
He estado buscando nueva casa. Y después de mirar unos cuantos lugares creo que la he encontrado. Me he decidido más “por que sí” simplemente que por un motivo concreto. No tengo prisa. Esperaré a tener los papeles en regla y que mi lugar de destino esté preparado, aunque no espero que esté terminado. He buscado una casa a medio hacer, donde pueda pintar la fachada a mi gusto las veces que me apetezca, cambiar las paredes de sitio si necesito más espacio.

Partir hacia un lugar nuevo y dejar el hogar conocido no es fácil. Sin duda echaré éste de menos, por que a pesar de sus carencias y de sus últimos desatinos ha sido mi casa, mi primer hogar en la blogosfera. Blogia será un recuerdo, un bonito recuerdo, de lo que empezó siendo una simple curiosidad hace casi un año.

Por eso estoy haciendo las maletas despacio. No quiero dejar nada atrás, sobre todo no quiero dejar los amigos que durante este año han ido surgiendo. Cuando llegue el momento espero veros a todos por mi nueva casa.


Música para una pequeña mujer

Música para una pequeña mujer Como buen y paciente padre estoy acostumbrado a escuchar las canciones de los Lunnis una y otra vez. Y confieso que escuchar 3 veces seguidas el DVD de los Lunnis a las 3 de la madrugada como me tocó hacer un día puede ser agotador. Mi pequeña ha aprendido a manejar, a su manera, el mando a distancia de la tele, el DVD, el de la tele por cable, el del video… parece la única feliz entre tanto cacharro. Pero lo más divertido, y cansado, es verla dirigirse a mi ordenador, ponerse de puntillas y aporrear el teclado a ciegas mientras grita “Niña, Niña, Niña…” para que le ponga el video o las canciones de la niña que el año pasado ganó el festival de Eurojunior”.

A mi pequeña le encanta la música y solo necesita un par de acordes para comenzar a agitar su cuerpecillo y para menear la cabeza. Ayer en un centro comercial se puso a bailar en la sección de congelados mientras por el hilo musical ponían una de sus canciones favoritas.
No solo le gustan las canciones creadas especialmente para el público infantil. Entre sus preferidas hay algunas que también lo son de su padre. Aunque su mayor fuente de descubrimientos musicales es la televisión, especialmente los anuncios. La primera, siendo un bebé, fue la del anuncio del Golf, el Bizarre Love Triangle interpretado por Jewel. Ahora es una de sus favoritas, y también lo es para mi.

Esta mañana pensaba escribir aquí sobre el motivo de mi ausencia, pero mi pequeña me ha hecho escuchar 15 veces seguidas I've Told Every Little Star interpretada por Linda Scott. A muchos no os dirá nada ni el título de la canción ni el nombre de la intérprete, pero en cambio si os digo que es la canción que acompaña el último anuncio de Ausonia, en la que una niña se hace mujer… tal vez si sepáis a cual me refiero. Es uno de los anuncios preferidos en este momento de mi pequeña y no pierde detalle de la transformación de la muchacha, de niña a mujer. Espero que a mi pequeña solo le interese la música, o las imágenes del anuncio en si, pero que no tenga ninguna prisa en hacerse mujer. Para todo hay tiempo y su padre no tiene ninguna prisa en que su preciosa pequeña se convierta en una preciosa mujer.

A tu lado

A tu lado



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A tu lado

A tu lado



De blog en blog: Brisa en su Claraboya

De blog en blog: Brisa en su Claraboya (...)Las letras circulan caprichosas a su antojo, por un camino de un solo sentido, por eso se entrechocan entre sí en su afán de descubrir la salida.
(...)Entreabrió ligeramente la puerta y alargó la mano, en lugar de un papel, encontró una rosa blanca y una botella de cava, detrás sólo vio una sonrisa.
(...)He de aclarar, que el camino se hace más agradable cuando lo haces en compañía, aunque haya algún tramo que debas hacerlo sólo.
(...)Puede que no me entiendas, pero si me entiendes, estaremos en comunión y eso no se podrá romper, aunque el tiempo pase, aunque el universo se vista, aunque el sol vuelva con su amada la luna y ya no me acaricie, aunque tus aguas se sequen, aunque alguien descubra el nombre de mi planeta, aunque mis señales de humo se disipen con el viento. Eso nadie lo podrá cambiar.
Gracias por estar ahí.



Gracias a ti Brisa, por ser.

Y a ti, seas quien seas, si lees esto, deja que te invada la luz que trae Brisa Urbana y que se cuela por su Claraboya


De blog en blog: Galatea

De blog en blog:   Galatea A los 13 o 14 años me escribía con mucha gente, tanta que casi me costaba mantenerla. Un día al abrir el buzón para recoger las cartas que había recibido me encontré con una nueva. Era un sobre como los demás, pero nada más verlo hubo algo que llamó la atención. Supongo que fue la letra y la forma con la que estaba escrito. Separé esta carta y dejé el resto de cartas para más tarde. Al abrir el sobre, la carta que contenía me gustó aun más. A parte de estar escrita con una letra sencilla y bonita, se expresaba muy bien y todo lo que decía tenía magia. Seguí leyendo y escribiendo cartas, todas tenían su encanto y todas me transmitían algo, pero siempre, al abrir el buzón, buscaba entre las cartas aquella que sabía que me iba a contar historias como si las estuviera soñando.

Hace poco descubrí los blogs. Y yendo de blog en blog, un día, encontré uno que nada más abrirlo me llamó la atención. Se llamaba Galatea, de diseño sencillo y con la imagen de unos lapiceros de colores que condensaba perfectamente como está escrito este blog y todas las historias que en él nos podemos encontrar, por que en este blog su autora escribe cuentos de colores con una magia que cautiva.
Sigo leyendo blogs, muchos blogs, pero siempre tengo que mirar si en Galatea hay alguna historia nueva o algún cuento que me haga soñar.

Déjate cautivar tú también por Galatea


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres